feb 142016
 

Eurogrupo

En este artículo en El Mundo se destaca la preocupación de la Comisión Europea y el Eurogrupo por los resultados presentados por el Presidente del Gobierno Español, Mariano Rajoy, que sitúan el déficit público del 2015 en 4,5% del PIB, tres décimas por encima de lo pactado con Bruselas.

Todo esto se da en un momento en el cual el Eurogrupo tiene a países como Grecia, Portugal, Italia y Austria buscando mayor flexibilidad y margen en sus déficits por distintas razones, lo que lleva a la Comisión ha exigir el cumplimiento de lo pactado para evitar un efecto dominó entre sus miembros intentando eliminar el pensamiento paternalista de que la Comisión los salvará siempre que no lleguen a los objetivos propuestos.

De igual forma al enviar estos mensajes de “mano firme” se busca reflejar una imagen de mayor confianza en los mercados internacionales a la vez que se fuerce a los países miembros a implementar políticas económicas que mitiguen los efectos de la alta volatilidad de los mercados y  la incertidumbre asociada a ellos.

Para el 2016 el déficit de España debería situarse en 2,8% del PIB según lo acordado con la Comisión. Llegar a ese nivel de déficit implicaría tomar medidas restrictivas que afectarían directamente a un país que se encuentra, tal cual lo menciona el artículo, en un “momento de emergencia social” con una economía frágil.

El choque de intereses expuesto en este artículo (por un lado los intereses de la Comisión Europea y por el otro los interés de España) son el claro ejemplo de la complicada situación en la que se encuentra la Eurozona en momentos de crisis donde cada país busca velar por los mejores intereses de sus ciudadanos a través de políticas económicas ajustadas a sus situaciones particulares a la vez que tienen el compromiso de actuar bajo las reglas establecidas por la Unión Europea.

Fuente: Elmundo.es – Bruselas reclama a Rajoy “mano firme” ante el déficit público