feb 122016
 

3500

“After 146 years of solidity, the bank that came unscathed through the 2008 crisis is now the focus of investors’ fears for the banking system.

The bank has turned to a 55-year-old Briton, John Cryan, to try to carve out a vision for its future and its 100,000 employees. But Cryan – taking the extraordinary step of declaring Deutsche “rock solid” – has spent the last 72 hours trying to calm concerns about its financial health after a dramatic plunge in its share price that, even after a 10% rise on Wednesday, is still down more than 30% in the first six weeks of 2016.

After announcing the bank’s first full-year loss since the 2008 crisis last month, Cryan’s bank has become the focus of anxiety about the health of the global financial system, and its woes are raising questions about Germany’s reputation as a haven of financial stability. Experts suggest that the country’s entire banking system would have to be redesigned in order to save its standard-bearer.

According to Jörg Rocholl, president of Berlin’s European school of management and technology, “there is no other country in the world in which a bank has a similarly central role as Deutsche Bank has in Germany”.”

Fuente: theguardian

ene 282016
 

La deuda pública de España sigue creciendo y parece que de forma imparable. Después del fuerte reajuste de los últimos años, ha seguido creciendo, poniendo en duda si serán necesarios más recortes o si es que el Estado de Bienestar es inviable. La siguiente noticia aporta elementos a este tema, siguiendo la fuente original podéis encontrar más información.

deuda-publica

La deuda pública española alcanzó el 99,8% del PIB a cierre de noviembre de 2015: es decir, nuestras Administraciones Públicas adeudan 1,067 billones de euros o, lo que es lo mismo, una media de 58.600 euros por familia.

Una terrorífica cifra que, desde que arrancara la crisis, no ha hecho más que multiplicarse: en concreto, ha aumentado en 700.000 millones de euros en apenas ocho años.Se trata de un ritmo de endeudamiento vertiginoso -unos 38.500 euros adicionales por familia- que, en contra del muy extendido mito, no está relacionado con el rescate a la banca -que ha costado unos 51.000 millones de euros, esto es, 2.800 euros por familia- sino con los enormes déficits públicos que se han ido acumulando desde 2008.

Es decir, la deuda pública se debe simple y llanamente a que el gobierno central, los gobiernos autonómicos y, en menor medida, los gobiernos municipales han gastado durante ocho años mucho más de lo que han ingresado.Va siendo hora de que les reconozcamos este logro a nuestras familias y a nuestras empresas y de que, a partir de ahora, se lo pongamos mucho más fácil: es decir, va siendo hora de que el Estado recorte enérgicamente su gasto público y liberalice la economía…No en vano, durante la burbuja inmobiliaria todas las administraciones consolidaron unos niveles de gasto desproporcionados que iban a volverse infinanciables en circunstancias más normales: de ahí que cuando bajó la marea y llegaron las vacas flacas -esto es, cuando desapareció la recaudación extraordinaria del pelotazo ladrillístico- emergiera un agujero presupuestario estructural que nos engulló y que, en gran medida, sigue engulléndonos. Y todo ello a pesar de las sangrantes subidas impositivas que hemos experimentado desde 2011: según los propios cálculos del gobierno del Partido Popular, cada familia española paga por año 2.000 euros más en impuestos hoy que en 2011. Es decir, los gobiernos del PSOE y del PP no sólo han colocado una losa de deuda pública sobre el sector privado, sino que lo han sableado inclementemente a impuestos.La nula austeridad pública contrasta con el muy notable ejercicio de verdadera austeridad que ha venido practicando el sector privado desde 2010. Esta misma semana, el servicio de estudios de La Caixa, Caixabank Research, aseguraba que el saneamiento financiero de las familias y empresas españolas estaba muy cercano a concluir: a la postre, las familias han recortado su endeudamiento en 170.000 millones de euros desde 2008 y las empresas no financieras (es decir, no se incluye a los bancos) lo han hecho en 320.000 millones. De esta manera, y siempre según el análisis de esta entidad financiera, las compañías españolas ya mostrarían unos niveles sostenibles de deuda similares a los de otros países europeos, mientras que las familias podrían completar su ímproba labor de desendeudamiento a lo largo de los próximos dos ejercicios.

Origen: España: austeridad privada, megaendeudamiento público | AméricaEconomía – El sitio de los negocios globales de América Latina

ene 252016
 

Después de la clase de hoy y del vídeo puesto en clase, abro las noticias y me encuentro esta noticia:

<<Bruselas alerta de la “vulnerabilidad” de la economía española debido a la excesiva deuda pública

Recordando que el déficit o superávit es un indicador más en el que tanto su crecimiento como la “excesiva deuda pública” española se mide en cuestión de:
Déficit= Défitit o superávit de ese año/PIB de ese año
Peso de la deuda pública= Deuda pública total de ese año/PIB de ese año
Me propongo a observar si el aumento del déficit es debido al aumento en mayor medida al déficit en valores absolutos o si es debido a la disminución del PIB del año en cuestión (ya que es una simple división y el resultado depende de las dos variables).
Adjunto gráficos de crecimiento interanual por separado del PIB y de su necesidad o capacidad de financiación estatales:
Captura de pantalla 2016-01-25 18.45.39
Captura de pantalla 2016-01-25 18.46.41
En ambos gráficos he incluido a: UE-27 (o 28), Euro area (17 ó 12), Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido como países o áreas de referencia junto con España.
Podemos observar a simple vista que España aumentó su deuda vertiginosamente con el comienzo de la crisis, así como el resto de países en menor medida, excepto el Reino Unido que él juega con otras reglas, no firmó el PEC ya que no tiene el euro como moneda y por ello no tiene que cumplir la regla de oro del déficit menor que 3% y no superar el 60% de deuda pública al contrario que los otros.
También podemos observar en cuanto a crecimiento de PIB a precios constantes (PIB deflactado) que España sufrió la crisis y por ello disminuyó su PIB, además es de los que más han sufrido la crisis en comparación con los demás países propuestos a análisis (exceptuando Italia).
En un gráfico podemos obervar la situación española en relación al creciento o decrecimiento de su PIB relacionado con el crecimiento de la deuda en números absolutos, y el déficit (Incremento de deuda/PIB):
Captura de pantalla 2016-01-25 22.08.07
Se puede observar en ese gráfico que en mayor medida el déficit  y el aumento del peso de la deuda pública española se debe en mayor medida al decrecimiento del PIB (cuanto mayor es la brecha entre la línea azul y la línea naranja, más baja estará la línea gris) que al incremento de la deuda en valores absolutos. Como se puede observar en el gráfico, la línea gris sigue más la tendencia del PIB que la de la deuda, aunque esta también afecte al cálculo del déficit pero de menos importancia comparativamente.
Nos proponemos analizar los Presupuestos del Estado, sus partidas de gasto:
Captura de pantalla 2016-01-25 18.52.29
Este cuadro ilustra las cuentas del Estado español resumido. En él se puede observar que el déficit es debido al aumento de los gastos y la reducción de ingresos, en ambos con drásticos cambios. En amarillo para el período 2007-09 se puede observar que los ingresos disminuyeron en un 15% y los gastos aumentaron un 17%, ¿a qué es debido esto?
A los estabilizadores automáticos del país. Estos se encargan de, sin ninguna medida discrecional del Gobierno, estabilizar la economía (medida discrecional es una medida en la cual un gobierno decide para mejorar la macroeconomía del país o mejorar sus cuentas, entre otros, como por ejemplo, aumentar la edad de jubilación o subir el IVA). Según planteamientos keynesianos estos estabilizadores se encargarían de hacer ahorrar al Estado en épocas de ciclo expansivo, y de gastar en épocas de recesión económica como esta. Hay tres: uno de tipo impositivo, otro de ingresos y por último de gastos.
Por el lado de gastos como se puede observar aumentaron las ayudas sociales (paro) y sanidad, educación, además de otros gastos corrientes. De por sí a este aumento si de por sí no es poco, se suman los intereses de la deuda contraída en posteriores años.
Por el lado de los ingresos disminuyó debido a la menor actividad económica y se debe a la disminución del IRPF, impuesto de sociedades, cuotas de autónomo, entre otros.
Entonces, ¿la solución al desajuste fiscal cuál es?
Sin duda continuar con la senda del crecimiento ya que esto implicaría:
1º La disminución del peso relativo tanto de la deuda pública como del déficit en caso de que haya.
2º El aumento de los ingresos dada que habría más contrataciones y más beneficio de empresas, además del aumento de cuota de autónomos, etc…
3º La disminución de gastos ya que el Estado no se tendría que gastar tanto en cuestión de paro, entre otro tipo de ayudas.
Como hemos visto en clase hoy, es una crisis de tipo keynesiana, de falta de demanda agregada, pero debido al PEC y presiones exteriores como la que he ilustrado hoy aquí con esta noticia, no se solucionará tajantemente ya que lo siguiente será que se pidan y se pacten más recortes, o aumentos impositivos.
Es cierto que España padece de déficit estructural, déficit que persiste aún cuando hay crecimiento económico exceptuando en los años en los que estuvo Zapatero al Gobierno y debido al crecimiento del PIB, que se tiene que solucionar, pero la cuestión es dónde se encuentra ese déficit estructural, dónde se gasta demás y dónde se ingresa de menos.
Finalmente, a mí parecer, el verdadero problema español es sobre todo debido al débil modelo productivo que posee, espero y deseo que poco a poco esto cambie.
Fuentes:
Gráficos: elaboración propia a través de datos de Eurostat