mar 012016
 

Uno de los indicadores más claros de la situación político-económica mundial actual es la subida del precio del oro. ¿Y porqué?

Esta subida de la onza de oro en casi un 10% -según datos de Expansión– es debida a la incertidumbre, que a su vez es causa de la inestabilidad mundial generada por la bajada del precio del petróleo a mínimos históricos y a una crisis de crédito generalizada que hace que las bolsas de todo el mundo decaigan y que los inversionistas no encuentren productos o inversiones con rentabilidad suficiente como para asumir riesgos. A todo esto se le ha de sumar la expectación generada ante una sorprendente desaceleración del crecimiento económico de China y las fuertes turbulencias que se están viviendo en la renta variable.

Todo este panorama provoca un futuro muy incierto en el que los grandes inversores no quieren asumir tantos riesgos. Cuando eso sucede, el oro es lo que se denomina como un “activo refugio”.

14548557506849

 

 

 

 

 

 

Fuente – El País: “La tormenta perfecta del oro”