feb 092016
 

La mayoría de los expertos aseguran de que China no se va a quedar sin reservas. Aunque el último año sus reservas hayan caído en unos 500.000 millones de dólares China aún tiene un arsenal valorado en 3,5 billones de dólares fruto de años y años de grandes superávits por cuenta corriente.

Aunque China está gastando miles de millones de dólares para mantener a flote el yuan, varios miembros del BPC han asegurado que no existe necesidad de volver a devaluar la divisa. Ahora hay que restaurar la confianza de los inversores, una nueva devaluación del yuan tendría un efecto contraproducente para lograr esta meta.

El proceso de transitar a una economía más abierta le está resultando a China particularmente complicado.

La intención de su dirigencia de liberalizar la economía y darle mayor juego a los mecanismos de mercado se está topando con un accidente que probablemente no tenía contemplado: la fuga de capitales.Yuan-chino