feb 072016
 

Con la disminución de los precios del petróleo y en consecuencia la gasolina más barata, los economistas esperaban que los consumidores visitaran las tiendas y gastaran más. Sin embargo los datos mostraron que la economía solo creció un 0.7% en el ultimo trimestre de 2015 con una disminución del consumo como causa parcial de esta desaceleración.

La realidad es que la mayoría de los consumidores han gastado la mayoría de sus ingresos y han destinado una pequeña parte al ahorro. Por cada dólar ahorrado en gasolina destinan 89 centavos a otros gastos.

El impacto en el crecimiento de Estados Unidos se debe principalmente a la desaceleración de la inversión por la situación de la industria petrolera; adicionalmente el fortalecimiento del dólar ha impactado las exportaciones y en conjunto estos dos hechos han eliminado 0.9 p.p de crecimiento. Por el contrario el aumento en el consumo interno ha contribuido con un aumento de 1.5 p.p.

Los consumidores siguen siendo optimistas sobre la economía, el índice de confianza del consumidor se mantuvo en Enero sin cambios a pesar de las turbulencias financieras del mes de Enero. Esto en parte se debe a que solo el 14% de la riqueza familiar se invierte en el mercado de valores y el 45% de los estadounidenses no posee acciones en absoluto.

Fuente: The Economist

Link: http://www.economist.com/news/finance-and-economics/21690105-reports-death-american-consumer-are-greatly-exaggerated-still-kicking

Fecha: 6/2/201