Oct 272015
 

Los criterios de concesión de préstamos a hogares para adquisición de vivienda se relajaron entre julio y septiembre por primera vez desde 2006 ante las mejores expectativas sobre la actividad económica, el aumento de la solvencia de los prestatarios y la “mayor tolerancia” de las entidades frente al riesgo, según figura en el último boletín económico del Banco de España .

Esta relajación en los criterios de aprobación para los fondos para comprar viviendas en España contrastó con el resto de las entidades de la zona euro, que los endurecieron “un poco”, según la encuesta sobre préstamos bancarios correspondiente al tercer trimestre del año.

El organismo dirigido por Luis María Linde señala además que las entidades españolas percibieron que la demanda de préstamos por parte de los hogares para la adquisición de vivienda creció en el tercer trimestre del año, al igual que en el resto de países que comparten la moneda única europea.

La mayor demanda de este tipo de préstamos estuvo determinada por las mejores perspectivas sobre el mercado de la vivienda, el incremento de la confianza de los consumidores y la caída del nivel general de los tipos de interés.

En cuanto a los préstamos a hogares para consumo y otros fines, los criterios de aprobación permanecieron sin cambios entre julio y septiembre. “El aumento de las presiones competitivas podría haber favorecido criterios menos restrictivos, pero su variación no fue suficiente para que las entidades cambiara su política crediticia”,  Además la demanda de crédito a hogares para consumo siguió creciendo tanto en España como, en menor medida, en la zona euro.